Pasado, Presente, Futuro

arrows-1834859_19202

A menudo, nuestra mente y nuestro cuerpo se encuentran en espacios temporales distintos. Nuestro cuerpo está en el momento presente, pero nuestra mente está divagando en pensamientos, recuerdos o decisiones que tomamos, o bien, imaginando y soñando en situaciones futuras. Es decir, se ancla pensando en el pasado y/o en el futuro.  

A todos/as nos gusta pensar y recordar situaciones y momentos vividos que nos recuerdan lo contentos que estábamos o cuánto disfrutamos. Pero a veces, nuestros pensamientos que giran entorno al pasado, no nos producen sensaciones agradables. Es más, pueden llegar a hacernos sentir culpables, a arrepentirnos, a lamentarnos, a enfurecernos, etc. de las decisiones tomadas y/o de las experiencias vividas.

Nuestro cuerpo en el presente y nuestra mente en el pasado

Nuestro cuerpo está en el presente. Esto es algo indiscutible. Pero muchas veces, más de las que nos podemos imaginar, nuestra mente está en el pasado. En lo que fue o pudo ser.

Reflexionar acerca del pasado, nos ayuda a tomar conciencia de cómo superamos ciertos obstáculos o qué acciones nos conviene evitar. De hecho, pensar en acciones pasadas, nos permite aprender de errores que cometimos o de decisiones que tomamos que no resultaron ser muy acertadas.

De todos modos, no debemos olvidar que las decisiones que tomamos en el pasado fueron porque en ese instante creíamos que eran las que mejor nos irían y/o las que más nos gustaban. Las decisiones que hemos ido tomando han construido una realidad que nos puede gustar más o menos, pero es la que es. No la podemos elegir. Lo que sí que podemos elegir es nuestra actitud ante esta realidad. 

El pasado es el que es. Es algo inamovible. El presente es el único espacio de tiempo que podemos controlar, de modo que no lo perdamos.

¿Por qué nos quedamos en el pasado y no nos centramos en el presente?

Si pensamos mucho en el pasado, en vez de centrarnos en el presente será por alguna razón. Puede ser que nos focalicemos en el pasado porque estamos echando de menos algo que en el pasado teníamos y ahora no. O también puede ser que nos centremos en el pasado para evitar algo que tenemos en el presente, y no nos gusta.  

Si dedicas mucho tiempo o a menudo estás pensando en el pasado, te invitamos a que respondas las siguientes preguntas:

  • ¿Qué tenías en el pasado que ahora no tienes y te gustaría tener?
  • ¿Qué es lo que más echas de menos del pasado?
  • ¿Hay algo del presente que no te guste o que te cause malestar?

«La verdad es que no podemos ejercer control sobre el pasado, porque ya no puede cambiarse, ni sobre el futuro porque no es posible saber con certeza qué ocurrirá. El único momento sobre el que sí es posible ejercer cierto control, el único momento en el que existe la posibilidad de cambio, es en el presente.»                                                                                                        – Laura Vera 

Pasado_presente_futuro

¿Y el futuro?

El futuro es incierto. No se puede saber qué pasará, dónde estaré, qué tendré, etc. porque la vida está llena de imprevistos. Pensar en el futuro, imaginarnos en el futuro ayuda a establecernos unas metas. A marcarnos unos objetivos. A saber qué es lo que queremos y a esforzarnos por ello. El futuro puede actuar como un gran motivador.

Pero al igual que en el pasado, nuestra mente no puede anclarse en pensamientos que giren entorno al futuro, ya que como hemos visto, el presente es lo único que tenemos y que podemos controlar. Pensar frecuentemente en el futuro puede ser consecuencia de intentar tener el control de la situación, de anticiparnos a lo que puede suceder. 

Si dedicas mucho tiempo a pensar en el futuro que te impide disfrutar del momento presente, te invitamos a que reflexiones acerca de las siguientes preguntas:

 

  • ¿Qué no te gusta o te causa malestar del presente?
  • ¿Qué es lo que más te preocupa del futuro?
  • ¿Te atemoriza no saber lo que sucederá?

Proyectar nuestra imagen en el futuro es de gran ayuda para dirigir y guiar nuestra vida, pero sin olvidar que lo que tenemos es el presente, y es el único momento en el que podemos disfrutar de verdad.

Pensar en el pasado y en el futuro es importante y beneficioso, pero sin descuidar ni olvidar lo que tenemos, el presente.

Pasado, presente y futuro

Cuesta distanciarse del pasado, sobre todo cuando estamos acostumbrados a dedicar tiempo a pensar en lo que tuvimos o las decisiones que tomamos o dejamos de tomar.  Del mismo modo, que cuesta dejar de pensar en un futuro que podemos estar idealizando o deseando que llegue. Y es que centrarse en el presente no es un camino fácil. 

Cuando hablamos de centrarnos en el presente no nos referimos a eliminar, evitar e impedir pensar en nuestro pasado o en el futuro que queremos. Ni mucho menos. De hecho, como hemos mencionado, reflexionar acerca del pasado y/o del futuro es necesario e importante. Lo que queremos decir cuando hablamos de centrarnos en el presente, es utilizar nuestras metas de futuro y nuestras experiencias pasadas para gestionar y afrontar las situaciones que estamos viviendo en el momento presente, a la vez que somos capaces de disfrutar de la realidad que tenemos.

Acudir a un profesional puede ser necesario para conseguir gestionar los pensamientos acerca del pasado y/o el futuro, que están impidendo disfrutar del presente. Si lo deseas puedes contactar con las psicólogas de Eunoia Psicología quienes estarán a tu disposición.

No te vayas sin tener tu

Guía para el manejo del impacto emocional

La situación derivada por el COVID-19, ha causado un gran impacto emocional. Es posible que nos resulte complejo manejarlo. 

Compararse con los demás (1)

 

Sus datos se guardarán con el fin de atender su solicitud, gestionar las citas y remitirle información que puede ser de su interés. Puede ejercitar sus derechos dirigiéndose a info@eunoiapsicologia.com Para más información, consulte nuestra política de privacidad.

Compartir artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *